Para grabar un cortometraje se necesitan muchos recursos, ¿pero si no podemos salir de casa qué hacemos?

En esta época insólita para nuestra generación, que nos toca vivir en casa tras el estado de alarma declarado por el Gobierno, culpa de la crisis sanitaria COVID-19, nos hemos negado a quedarnos en estado «seta». Nosotros también nos unimos al movimiento creativo de hacer cosas en casa. Está claro que no podemos asomarnos a las ventanas para demostrar lo que sabemos hacer con la cámara, pero sí que podemos hacerlo al grabar un cortometraje.

Lo hemos titulado El último pangolín.

Vale que hemos sido oportunistas y nos hemos aprovechado de las tendencias actuales pero lo que nosotros queremos contar con esta historia deja a un lado el problema que estamos viviendo y simplemente se apoya en la situación como punto de partida.

Sinopsis:

Jose no está llevando muy bien vivir encerrado en casa tras el estado de alarma declarado por el Gobierno, culpa de la crisis sanitaria COVID-19. Un día, al bajar la basura, se encuentra un cesto con un bebé de pangolin.

Antes de seguir leyendo te pedimos que dediques unos minutos para ver el corto que a continuación analizaremos.

Cortometraje: El último pangolín.

Queremos dejar claro que somos conscientes de que el pangolín no es un animal de compañía. En este cortometraje aparece el pangolín como metáfora para contar la historia.

Cada año se abandonan más de 100.000 animales de compañía en España. La crisis del coronavirus está aumentando los abandonos.

EL ARGUMENTO

Intentamos mostrar soledad. Un personaje que no sabe que hacer en su casa. Cuando en la historia el personaje habla al muñeco de E.T., intentamos hacer un pequeño guiño del palarelismo que hay con la película de tito Spielberg: Un chico se encuentra un ser al que buscan las autoridades para acabar con él aunque sea totalmente inofensivo.

Fotograma del cortometraje El último pangolín.

Llevamos mucho tiempo destruyendo el planeta, cada vez que tenemos un problema, posiblemente causado por nosotros mismos, intentamos poner soluciones egoístas como es el caso del aumento de abandono de mascotas pensando que pueden contagiar la enfermedad de la pandemia actual.

El pangolín está en grave riesgo de extinción.

El mensaje que intentamos transmitir es de empatía hacia los animales. No deben pagar por nuestros errores. Porque, sea de dónde sea el origen del COVID-19, lo que está claro es que ha podido llegar a nosotros por nuestra culpa. Si nos centramos en el pangolín y este animal fuese el origen real del virus, este animal salvaje se captura y se mata para el consumo de su carne y sus escamas se utilizan en Asia como medicina tradicional.


LA GRABACIÓN

Estando encerrados en casa las posibilidades técnicas son pocas para grabar un cortometraje. Entre Nora y yo (Juanjo estaba en su casa como es normal), teníamos que dividirnos todas las funciones: Cámara, iluminación, sonido, etc. La grabación nos llevó dos días.

Con el desglose de todos los planos que queríamos grabar en cada escena, después de tener clara la iluminación, planteábamos cada plano y no grabábamos hasta tenerlo claro. La cámara que hemos utilizado es una Blackmagic Mini Ursa 4K EF con un objetivo Canon 24-105mm F4.

Gracias a que Nora es periodista todoterreno (la «operanora»), en el corto no solo hay planos fijos sino que también nos hemos atrevido con algunos paneos que desde mi punto de vista han aportado bastante a la narración visual de la historia.

La iluminación de todo el cortometraje ha sido la natural que entraba por las ventanas, la que tiene nuestro piso y el único elemento profesional utilizado es el refuerzo de luz de una pantalla led.

El sonido lo hemos grabado con el Rode Filmmaker Kit. Escondíamos en cada plano el pequeño micrófono de corbata para captar el diálogo con calidad. En algunas ocasiones teníamos que tener cuidado de que no rozase con la ropa.

En la izquierda el micro lo ocultamos con la perspectiva de cámara y en la derecha será tapado por el letterbox en postproducción.

También tuvimos que hacer el plano en croma en el que Nora da la noticia para incrustarlo en la televisión. Si quieres más información sobre cómo eliminar el famoso fondo verde, aquí tienes este tutorial para hacerlo con After Effects.

LA EDICIÓN

Una vez finalizada la edición, nos encontramos con casi 200 gigas de material. Es lo que tiene si decides grabar un cortometraje en 4k.

El corto está editado con Adobe Premier CC y el etalonaje lo hemos hecho en el apartado de color Lumetri que incluye el programa por defecto.

La mezlca de sonido final también la hemos hecho en Premier utilizando la galería de sonidos gratuita que nos ofrece Freesound solo con registrarte. La música pertenece a la biblioteca de audio de YouTube, a la que puedes acceder desde tu canal a través del panel YouTube Studio.

MATERIAL ADICIONAL

Para cerrar la historia necesitábamos hacer unos fotomontajes en los que se viese claramente cómo Thanos (el pangolín) se quedaba a vivir con el personaje y no era abandonado.

Con Photoshop y paciencia hicimos estos fotomontajes de diferentes pangolines en diferentes situaciones.