¿Cómo tener en cuenta el SALTO DE EJE al grabar un contenido audiovisual?

La regla audiovisual de los 180º o salto de eje sitúa espacialmente al espectador con los personajes. Esto consigue que la relación de planos que tenemos en una escena fluya correctamente.

Al introducir a los personajes en tu localización se crea un eje entre ellos. Al situar la cámara ya estás eligiendo un lado del eje y para que la relación de planos sea correcta entre ellos tendrás que evitar saltar esa línea imaginaria.

A continuación te mostramos algunos ejemplos básicos.

En esta imagen puedes comprobar cómo se está respetando el eje.

¿Cómo evito saltarme el eje en una conversación con varios personajes a la vez?

Cuando se introducen más de dos personajes en escena se generan nuevos ejes entre ellos.

En esta imagen puedes ver los diferentes ejes generados entre personajes.

¿Cómo evito saltarme el eje cuando grabamos un trayecto de un personaje?

Vamos a poner el ejemplo con un coche que va de un punto A a un punto B. Si nos saltamos el eje en algún momento parecerá que cambia de dirección y dará la sensación de que está volviendo.

En esta imagen puedes comprobar que si te saltas el eje el coche parece que vuelve.

Puede llegar a ser confuso para el espectador si te saltas el eje alegremente. Por ejemplo, cuando grabamos nuestra escena de pelea que pertenece al vídeo Cómo grabar una escena de pelea para cortometraje, evitamos saltarnos esta regla porque la pelea ya era muy caótica y saltarte el eje en este tipo de escena solo provoca confusión.

¿Nunca podremos romper la famosa regla de los 180º?

No pensemos que saltarse el eje en un contenido audiovisual o en el cine es un error o un fallo. Hay que conocer la regla para saber cuando puedes saltártela. En muchas ocasiones, los directores que se saltan el eje lo hacen con la intención de transmitir sensaciones en sus historias. Para entender esto a la perfección, te animamos a que veas el vídeo completo que contiene ejemplos de películas como El Resplandor o Réquiem por un sueño.